22 de julio de 2008

Los estanques solares

Una aplicación de la energía solar térmica es el estanque solar, estos son básicamente piscinas de agua salada optimizadas para aprovechar el calor del sol. En estos estanques el agua salada se va ordenando en capas de menor a mayor salinidad siendo la de mayor salinidad la capa inferior. Esto ocurre por que la sal es mas densa y se va a depositar en las capas inferiores.


En los estanques solares la capa superior es calentada por los rayos del sol pero pierde rápidamente energía por ser la capa que está en contacto con el aire a menor temperatura. En la segunda capa la temperatura aumenta gradualmente hasta un máximo que será también la temperatura de la tercera y última capa que puede conservar la temperatura gracias a las sales disueltas que evitan la convección del calor a las capas superiores como normalmente ocurre con los fluidos. Aquí las diferentes densidades del agua contrarrestan la diferencia de densidad por la temperatura. Para aumentar la eficiencia de los estanque solares, estos tienen generalmente un fondo negro.

Bet Ha-Arava (5MW)

El diferencial de temperatura se usa posteriormente para impulsar turbinas eléctricas que aprovechan el diferencial de temperatura para generar electricidad. La eficiencia es baja pues se estima que es de un 15%, sin embargo es una alternativa para algunos lugares de condiciones particulares. Israel por ejemplo tiene en operación un estanque solar que genera 150 kW. En México el fenómeno que ocurre en los estanques solares se da naturalmente en Texcoco y en Guerrero Negro pero no se ha examinado la factibilidad de estos.

2 comentarios:

Gerardo dijo...

No es correcto hablar de producción de 150 KW, esto es potencia.

Pedro Guerrero dijo...

claro, debe ser en KWh por ejemplo